Quienes gestionan una empresa conocen el tedioso problema que conlleva la acumulación de facturas, su fiscalización y organización. Las tareas de contabilidad suponen un auténtico quebradero de cabeza para cualquier empresario, que se enfrenta a diario a la difícil labor de mantenerse al día en estas cuestiones, a la vez que gestiona su propio negocio. ¿El resultado? En ocasiones, esta desorganización acaba provocando que se resientan ambos trabajos.

TNo se trata de una tarea menor: la contabilidad de una empresa constituye uno de los elementos básicos de su dirección. Su correcta gestión, llevarla al día y tener un fácil acceso a toda la información que se nos proporciona acerca de nuestros ingresos y gastos supone una auténtica necesidad, además de un importante imperativo legal. Cumplir con las normas y con los criterios de Hacienda conlleva tiempo y esta dedicación resulta ineludible.

Por ello, con el avance de las nuevas tecnologías, las formas tradicionales de gestión de la contabilidad están quedando completamente desfasadas, y son cada vez más empresas las que se suman a los programas de contabilidad informatizados.

¿Por qué usar un programa contable?

Los programas contables para la empresa son cada vez más habituales, y esto se debe al amplio abanico de ventajas que ofrecen. En este post te hablamos de las 6 más importantes:

 

1. Ahorro.

Contar con un sistema de gestión contable supone un ahorro notable en un doble sentido: en primer lugar, en tiempo, ya que se agilizarán tanto la tareas que lo que antes suponía horas de encuadre de cuentas y búsqueda de datos se reducirá a un simple ‘clic’; y en segundo lugar, en dinero, pues el tiempo que hemos invertido en ello, el uso de recursos humanos y los posibles errores contables -que siempre suponen un coste para la empresa- se eliminan.

2. Mejora de la gestión del negocio.

Estas soluciones de gestión contable no suponen un simple banco de almacenamiento de datos en los que organizarlos. Al introducir las cuentas de la empresa, este tipo de programas nos proporcionarán un análisis de los datos contables, lo que sin duda se traducirá en un suministro de información útil para la gestión empresarial.

3. Ahorro de espacio.

Este tipo de programas nos permiten almacenar una cantidad muy superior de información, sin la necesidad de ocupar más espacio que el de nuestro ordenador. Además, el cruce de datos permite evitar duplicidades de documentación.

4. Simplificación.

Las soluciones de gestión contable traen de la mano una serie de automatismos que nos permiten agilizar el trabajo diario: cierre y apertura de ejercicio, detección de facturas emitidas, recibidas y duplicadas, regularizaciones de fin de año, periodificación de gastos, contabilización automática de las liquidaciones, etc.

5. Disponibilidad.

La libertad de la que nos dota la informatización de toda nuestra base contable nos permite acceder a nuestra información contable desde cualquier terminal en la que contemos con el programa. El acceso desde cualquier lugar del mundo a través, por ejemplo, de aplicaciones móviles, se ha convertido en tendencia.

6. Confidencialidad y seguridad.

La pérdida de información deja de ser una opción con este tipo de soluciones, que garantizan la existencia de copias de seguridad. Un accidente con tu ordenador no supondrá nunca la catástrofe de haber perdido para siempre todos tus datos contables. Además, las soluciones de gestión contable cumplen –y ayudan a cumplir- con la Ley de Protección de Datos.

¿Necesitas una solución contable para mejorar la gestión de tu negocio? Contáctanos y te informaremos sobre el producto que mejor se adapte a tu empresa.